Dos manzanas

"si se suman dos manzanas son dos manzanas, si se suman una manzana y una pera, nunca pueden ser dos manzanas, son componentes distintos, dos hombres o dos mujeres, son otra cosa distinta del matrimonio". Ana Botella -Sra. de Aznar

13 julio 2005

Jefe me caso

Un día se puede dar el caso que nos dirijamos a nuestro jefe y le digamos “Jefe me caso”. Seguramente nuestro jefe ponga cara de asombro y nos pregunte “¿Con quien?... si no tienes novia.” A lo que ahora le podremos contestar… “ahora no necesito novia para casarme”. Seguro que después de decirle tal cosa, la cara de sorpresa puede aumentar.

Muchos de vosotros puede ser que trabajéis en un lugar en el que sepan que sois gays, pero otros muchos, como por ejemplo yo, no podemos expresar libremente nuestra condición ya que la empresa puede estar formada en un entorno algo religioso o que para los jefes esto no esté muy bien visto.

Se que no me van a despedir por ser gay, ni que se les ocurriera, pero la verdad es que no creo que me mirasen de muy buena manera si se llegasen a enterar, con lo que para evitar malas caras y demás, mejor no lo digo.

Puedo decir que estoy fuera del armario, expresión que no me gusta mucho utilizar, pero… en el ámbito del trabajo me mantengo dentro. No miento, simplemente no explico nada de mi vida.

Si tuviera novio y decidiera casarme con él, tendría que tomar la decisión de decir en la empresa que me caso. Supongo que en ese momento ya sería algo más complicado ocultar la realidad. No se como se lo tomarían, no se si me darían los días que me pertenecen por matrimonio, no se… sería todo muy complejo. Supongo que a más de uno de vosotros le puede pasar igual, ¿os lo habéis planteado?

4 Comments:

  • At 14/7/05, Blogger bunhuelo said…

    No se puede condenar a nadie por la reacción que va a tener a algo que yo pueda hacer pero que realmente no hago. "Como yo creo que me vas a mirar mal si digo algo, no lo digo, y no sólo eso sino que además, la culpa de que yo no lo diga es tuya".

    Hay muchos motivos que le pueden hacer sentir a uno mal en su entorno y no todos tienen que ver con la entrepierna. Además de cosas como enfermedades y problemas personales hay otros que no son ni buenos ni malos y tampoco se pueden evitar. Vamos, que si soy un gay en Madrid no me cambio, hoy, por un musulmán en Londres.

     
  • At 15/7/05, Blogger Ismael Álvarez said…

    Supongo que todos o muchos de nosotros, gays, nos hemos planteado todo lo que tú escribes en algún momento... Yo gracias a diox vivo con gente que sabe desde mis 14 años mi condición sexual, las editoriales en las que trabajo también lo saben, y todos lo llevan genial... así da gusto jeje.

    En fin, un delfin, gracias por tu mensaje en mi blog y por exponer mi dibujo en tu web. Dicho dibujo fue el que expuse en el círculo de bellas artes de Madrid en la exposición COSAS DE CASADOS. Gustó muchísimo, aunque he visto que por aquí no jeje, para gustos los colores, o eso dicen, no?.

    UN besazo, te enlazo en mi blog desde ya para seguir tus pasos.

     
  • At 15/7/05, Blogger Llumans said…

    Imagina trabajar en un lugar en el que los jefazos son del Opus… cualquiera dice algo. Es una lástima tener que mirar quien tienes a tú alrededor para poder decir una u otra cosa, lástima.

    Gracias Ismael por el enlace. Os recomiendo a todos que paséis por la página de Ismael.

     
  • At 20/6/07, Anonymous Anónimo said…

    Soy mecánico de coches...imaginaos...

     

Publicar un comentario

<< Home