Dos manzanas

"si se suman dos manzanas son dos manzanas, si se suman una manzana y una pera, nunca pueden ser dos manzanas, son componentes distintos, dos hombres o dos mujeres, son otra cosa distinta del matrimonio". Ana Botella -Sra. de Aznar

27 septiembre 2005

Ni equiparar ni confundir

El valor irrenunciable del matrimonio y de la familia no se puede equiparar ni confundir con otras formas de uniones humanas”, estas “magnificas” palabras fueron dichas por el Papa Benedicto XVI en el mensaje que dirigió al nuevo embajador mexicano, Luis Felipe Bravo Mena.
Ya tardaba el Papa en decir algo en contra de los matrimonios homosexuales y ya volvemos a estar con lo mismo de siempre…

A ver… ¿qué le importa a la iglesia los matrimonios civiles, que más les da que yo me case con mi novio?

Si yo me quiero casar con mi novio es porque le quiero y quiero formar un hogar con él, compartir todo lo que me rodea, formar mi familia, tener los mismos derechos y obligaciones que cualquier matrimonio heterosexual.

En un matrimonio sea por la iglesia o por lo civil, sea heterosexual u homosexual, lo único que se tendría que mirar tendría que ser el amor que existe entre las personas que desean casarse.

5 Comments:

  • At 27/9/05, Blogger luigi said…

    Pues si, deberia importar solo el amor, el amor... que algun dia es lo q deberia mover el mundo (y no el dinero, y eso suena a anuncio de anais anais de cacharel).La cosa es que como siempre, a la iglesia le interresamas una fachada que lo que haya dentro, es lo que les ha preocupado siempre... oro, plata... y los pobres muriendose de hambre.
    Un beso!

     
  • At 27/9/05, Blogger Llumans said…

    Oro y dinero la iglesia tiene un montón, pero amor, pues… me parece a mí que no mucho.

    Ellos siempre hablando del amor al prójimo y después cuando dos personas dicen que se quieren y son del mismo sexo… resulta que ese amor no es de verdad. Pero… ¿sabrán ellos que es amar a una persona?

     
  • At 28/9/05, Anonymous supermacho said…

    El matrimonio es un cotrato civil que no dice nada de amor.

    Convivencia, hijos, dinero...

    ¿Y qué me importa a mi lo que diga la iglesia?

     
  • At 28/9/05, Blogger Llumans said…

    A mí tampoco me importa nada lo que diga la iglesia, como a ellos tampoco les tendría que importar para nada lo que digamos nosotros, pero… eso no es así.

    Ellos pueden mover cualquier tipo de hilo y hacer cualquier tipo de presión tanto en la religión como en lo civil. Ya se vio todo el movimiento que hicieron días antes que se aprobara la ley del matrimonio homosexual.

    Que se metan en sus cosas y que pasen de quien pasamos de la religión.

     
  • At 28/9/05, Blogger luigi said…

    Pues muy bien dicho. Estoy deacuerdo en todo contigo.

     

Publicar un comentario

<< Home